Políticas certificación de personas en salud pública

El INS en su calidad de Organismo Certificador de Personas otorga, mantiene, renueva, suspende o retira los certificados que avalan el cumplimiento del esquema de certificación acorde a los requisitos establecidos. En caso de suspensión o retiro de una certificación por incumplimiento de los lineamientos de uso, ésta pierde validez a nivel nacional, sin embargo es posible reactivar un certificado después de una suspensión temporal..
La Dirección General entendiendo la importancia de una adecuada gestión de la información, se ha comprometido a garantizar la confidencialidad, disponibilidad e integridad de los activos de información, a través del diseño, la implementación, operación y mejora continua del Sistema de Seguridad de la Información buscando establecer un marco de confianza en el ejercicio de sus deberes con el Estado y los ciudadanos, todo enmarcado en el estricto cumplimiento de las leyes y en concordancia con la misión y visión de la Entidad, mediante un enfoque de revisión y mejora continua del sistema para asegurar el cumplimiento de los objetivos institucionales. Para el lnstituto Nacional de Salud (INS) la protección de la información busca la disminución del impacto generado sobre sus actives, empleando mecanismos para identificar y mitigar riesgos de manera sistemática con objeto de mantener un nivel de exposición que permita responder por la integridad, confidencialidad y la disponibilidad de la información, acorde con las necesidades de los diferentes grupos de interés identificados.

El Instituto Nacional de Salud, entiende la importancia de la adecuada gestión de la información y con el fin de garantizar su independencia técnica, se compromete con la debida confidencialidad, imparcialidad e integridad en todos sus procesos institucionales, buscando establecer confianza en el ejercicio de sus deberes con el Estado y la ciudadanía, ello enmarcado en el cabal cumplimiento de la ley y en concordancia con la plataforma estratégica de la Entidad. El INS asegura que, todo el Talento Humano, independientemente del tipo de vinculación, desarrollará actividades dentro de la total confidencialidad, así como la imparcialidad, la ética profesional, juicio imparcial e integridad operativa, ya que a través de estos se garantiza la objetividad y coherencia con políticas nacionales como son; acceso a la información, transparencia, anticorrupción, entre otras.

La información confidencial y reservada será tratada por el Talento Humano de la Entidad únicamente para los propósitos encomendados y de acuerdo con las funciones que esta desarrolla en el ámbito institucional. En ningún caso podrán revelar o transmitir la información confidencial a terceros, garantizando así el adecuado uso y manejo de la información a la que tienen acceso. El propósito de esta política es definir los estándares para salvaguardar la información contra uso no autorizado, divulgación o revelación, modificación, daño o pérdida y para asegurar el cumplimiento de las regulaciones legales y normatividad aplicable.

El Instituto Nacional de Salud se compromete a mantener la imparcialidad en todas sus actividades, gestionando los conflictos de interés que se pudieran presentar y asegurando la objetividad en todas las actuaciones de sus procesos institucionales, ya sean estratégicos, misionales, de apoyo y de evaluación de la entidad, de acuerdo con los procedimientos establecidos para tal fin.

Esta política es de obligatorio y estricto cumplimiento por parte de todo el Talento Humano del INS en el cumplimiento de sus funciones, preservando el desarrollo de acciones imparciales, justas, ecuánimes, inequívocas, neutrales, con ausencia de sesgos, preservando la independencia, imparcialidad, confidencialidad e integridad, en función del interés general.

Nuestro compromiso es dar tratamiento imparcial, constructivo y oportuno a todas las apelaciones de manera que las decisiones se basen en el adecuado proceso de investigación. Para lo cual establece lineamientos basados en la normatividad legal vigente y los estipulados por el INS en el que se documenta el tratamiento de las mismas, garantizando en todas las etapas: recepción, validación, investigación y decisión de la certificación, el cumplimiento de la imparcialidad y la objetividad, evitando acciones discriminatorias contra la persona que apela. Este compromiso se evidenciará adicionalmente en la notificación formal y oportuna de las decisiones.
Estamos comprometidos con el tratamiento justo y equitativo de las quejas relacionadas con las actividades de certificación de personas en salud pública, de manera que las decisiones sean constructivas y oportunas. Para lo cual se siguen los lineamientos establecidos por el INS y son dados a conocer a las partes interesadas. Mantenemos estricta confidencialidad de toda la información derivada del tratamiento de quejas e implementamos acciones correctivas necesarias, informando a los involucrados si fuese necesario.